21 días


Cuantas veces habremos tenidos esos "buenos propósitos", querido agregar una nueva actividad o hacer un cambio de hábito; ir al gimnasio, realizar un deporte nuevo,dejar de fumar, leer, etc. Nuestro propósito debería ser real, algo que nos guste o queramos de verdad.
Solemos comenzar con demasiada energía, y en unos días lo abandonamos, excusándonos en que no tenemos suficiente tiempo o que tenemos que hacer algo "más importante".

Y es que el ser humano necesita llevar una pauta, poner metas, límites, tiempos, etc. Ir "por libre" nos cuesta.
El conocer que cualquier nuevo hábito, nuestra mente tarda normalmente 21 días en validarlo, hace que lo hagamos quizás, con más ilusión.

En la mayoría de las técnicas energéticas, hablamos del período de purificación, 21 días, que es el tiempo necesario para la adaptación del cuerpo al nuevo nivel energético después de habernos iniciado en la técnica.

Y......¿No es cierto que nuestro nivel energético cambia cuando agregamos cualquier actividad? Por ejemplo el ejercicio físico. El cambio energético es más que evidente, ya que eliminamos energía negativa( tensiones musculares y por tanto estrés, eliminamos líquido y grasas gracias al movimiento, etc.) y agregamos energía positiva (relajación muscular lo que produce calma mental y el cuerpo comienza a generar endorfínas). Conclusión, el nivel energético cambia.