Los sonidos del silencio



Un principe llegó a un templo donde iba a estudiar con un gran maestro. Al llegar, el maestro lo mandó al bosque, su tarea era estar un año y después que describiera los sonidos del bosque.
 Al cabo del año, cuando regresó, el maestro le pidió que los describiera.A lo que el respondió: -Pude oír el canto de los pájaros, el sonido de las hojas la brisa acariciando las hierbas y el zumbido de las abejas"
Cuando terminó, el maestro le dijo que volviera de nuevo al bosque para que pudiera oír más. El príncipe entre enfadado e intrigado obedeció. Pasó días y noches en soledad, oyendo, pero no descubrió ningún sonido nuevo.





Una mañana, comenzó a distinguir sonidosdiferentes . Y cuanta más atención prestaba, los sonidos se volvían más claros. Fue una sensación de encanto la que sintió el principe. y pensó que quizás esos eran los sonidos a los que se refería el maestro.Así es que permaneció allí, oyendo y oyendo, quería estar seguro.

 Cuando volvió al templo, el maestro le preguntó qué  había podido oír.

 El príncipe respondió: "Maestro, cuando presté atención pude oír el inaudible sonido de las flores abriéndose, el sonido del sol saliendo y calentando la tierra y el de las hierbas bebiendo el rocío de la noche..."
El maestro sonriendo, asintió con la cabeza en señal de aprobación, y dijo: "oír lo inaudible es tener la calma necesaria para convertirse en una gran persona"
"Es cuando se aprende a oir el corazón de otros, los sentimientos, los miedos no confesados" Es solo de este modo como podrás entender las necesidades reales de cada persona.

Una relación termina cuando las dos partes solo oyen las palabras que la otra persona pronuncia, pero no escuchan el interior, sus sentimientos, deseos, etc. Es importante oir la parte que no se oye, que es la más importante del ser humano.