La señal

Durante un naufragio, el único superviviente llegó a una isla perdida y desierta. Al llegar construyó con ramas de árbol una cabaña para protegerse del frío y de la lluvia.

Cada día se levantaba y miraba al horizonte por ver si pasaba algún barco o llegaba alguna ayuda. Pero era en vano, era una isla que no aparecía en los mapas.

Un día se levantó muy temprano y decidió conocer la isla y ver qué tipos de alimentos podría coger, y decidido salió a investigar.

 Al volver se encontró con su cabaña envuelta en llamas, y lloró mirando la columna de humo que se elevaba hacia el cielo. En ese incendio había perdido sus pocas pertenencias. Sintió rabia, tristeza y desesperación.

 Al anochecer y entre lagrimas se quedó dormido. Pero al amanecer escuchó el sonido de un barco. Al asomarse se percató que éste se dirigía hacia la isla. Y comenzó a gritar de alegría y llamarlos.

 Han visto la inmensa columna de humo- pensó. Y así fue. Los del barco se lo confirmaron que habían visto el humo y pensaron que alguien estaba haciendo señales de socorro.

 Asi que recuerda que cuando todo va mal, y que cuando tu cabaña esta echando humo, puede ser una señal de que la ayuda está en camino.