La abundancia

La abundancia no se adquiere, se sintoniza. ( Dr. Wayne Dyer) 
La abundancia es un estado de la mente y del cuerpo, que se adquiere a través del estado de ánimo.
 Si conseguimos un estado de ánimo positivo, que se alimente del pensamiento, se reflejara en nuestra forma de hablar, y con todo ésto la vibración del entorno cambiará para ajustarse al nuevo nivel.
 Se trata por tanto de higiene energética en cuanto a patrones o creencias y de un mantenimiento del estado de ánimo. De crear pensamientos e ideas que encajen con creencias necesarias para conseguir el objetivo y desbloquear aquello que nos aleja de la abundancia en cualquier aspecto de nuestra vida.
Aquello que creemos es lo que creamos.

Interactuamos con el entorno a través del lenguaje, cambiando el lenguaje también cambiamos el modo de relacionarnos con lo cual el entorno cambia, ajustandose así a la nueva vibración.

Creando la espiral perfecta de retroalimentación que necesitamos
Cambia el lenguaje, y la mente validará la nueva creencia. Por ejemplo:
“ Mi sueldo solo da para pagar facturas“, por “Mi sueldo me aporta la seguridad necesaria para pagar las facturas” 
 De éste modo le digo a mi mente de que tengo tranquilidad a través de sueldo, y es justo lo que recibiré, tranquilidad. Y con éste sentimiento positivo comienzo a dar forma a la nueva creencia que se ajusta con la abundancia.
Esto requiere de un trabajo personal que realmente merece la pena. Practica el agradecimiento y siente el valor de lo que ya tienes. Estarás creando el caldo de cultivo necesario para la abundancia.