Período de purificación


Siempre que realicemos un trabajo energético de sanación existirá un período de purificación. Independientemente de la técnica que utilicemos.

Durante un curso de Reiki, la persona recibe una iniciación, un ritual donde el maestro realiza una reapertura de canales energéticos, eliminando así los bloqueos que impiden el fluir natural de la energía. La iniciación es, en sí misma, una sanación.

 A partir de éste momento la persona comienza con un proceso donde el cuerpo se está limpiando, dejando así que la energía fluya correctamente. 
Este proceso puede ser tanto físico, emocional, mental o espiritual, dependiendo de cada persona, y donde existan los bloqueos.

Al círcular la energía de un modo correcto, nuestro cuerpo comienza a tener un nivel vibratorio mayor, por la eliminación de energías densas (bloqueos)

 Este proceso suele durar unos 21 días, tiempo necesario para acostumbrarnos a cualquier cambio.

Un tratamiento de Reiki, evidentemente también tiene período de purificación, ya que estamos realizando una sanación. 


Publicar un comentario